Review: Blindsight (Peter Watts, 2006)

Lees. O escribes. O ambas cosas. Te va la literatura y te apetece charlar sobre ella. Pues no hace falta mucho más...

Review: Blindsight (Peter Watts, 2006)

Notapor Buran » 01 Jul 2018, 23:40

Siempre he sido un gran aficionado a la literatura de ciencia ficción, género que tradicionalmente he considerado “mayor” con todas las de la ley, y que a diferencia de otros ha sido capaz de aportar de forma incansable obras de calidad y proponer nuevos planteamientos llenos de audacia.

En el último año mi catálogo de compras en ese segmento se ha ampliado considerablemente: aunque no he dispuesto de tiempo para leerlos todos no me ha temblado el pulso en añadir a mi colección las versiones físicas tanto de clásicos como Snow Crash o El Criptonomicón (Neal Stephenson). Materia y Última Cultura de Ian M. Banks, la tetralogía de Hyperión de Dan Simmons, una selección de títulos de China Mieville (incluyendo La Cicatriz, La Ciudad y la Ciudad, Los últimos días de Nueva París, La Estación de Calle Perdido… ), la práctica totalidad de la saga de Espacio Revelación de Alistair Reynolds o modernas joyas como Justicia Auxiliar y Espada Auxiliar de Ann Leckie. Precisamente ahora me hallo inmerso en el inmenso Siete Evas de Stephenson a la vez que he empezado Justicia Auxiliar

...Por el camino de los últimos meses he despachado también algunas novelas en formato digital: caso de Aniquilación, de Jeff VanderMeer, que leí en febrero justo antes de ver su adaptación cinematográfica y que es considerada una de las obras sci-fi más originales de los últimos años. Hace un par de años empecé a ver recomendaciones en hilos de NeoGaf (y recientemente en ResetEra) de otra novela que gozaba de un singular beneplácito entre parte del fandom y la crítica: Blindsight, de Peter Watts.

Casi todas las obras citadas han sido ganadoras, finalistas o candidatas a obtener premios del calibre del Hugo, Locus, Nébula, Arthur C. Clark y similares (Blindsight fue nominado a los dos primeros). Sin embargo ésta creación publicada en 2006 tiene características muy especiales: de un lado porque a pesar de su concepto no ser novedoso (esencialmente se trata de una novela en torno al primer contacto de los humanos con una forma de vida extraterrestre, tema abordado en infinidad de obras desde El Centinela o Alien a Contact o recientemente Arrival) el enfoque de Watts en esta obra es radicalmente diferente al de creaciones previas, hasta el punto de que ha sido celebrada por algunos críticos como la mejor novela de ciencia ficción de la pasada década (ovación a la que me sumo). De otra porque esta sutil y concienzuda obra maestra se desliza a caballo entre el sci-fi más hardcore y la temática de horror cósmico lovecraftiano. He seguido algunos hilos en foros con recomendaciones de obras de terror (nunca he tenido sensación de miedo leyendo un relato, por perturbador que fuese su contenido) y me preguntaba si este libro, considerado ya de culto, alcanzaría los niveles de opresión que se llega a alcanzar en algunas obras cinematográficas. Con estos antecedentes mi interés en el mismo quedó sellado.


Adquirí la novela en versión digital para Kindle en Mayo, y en esta ocasión me vi forzado a hacerme con la versión inglesa. En sí mismo esto ya suponía un reto: hablamos de una novela de 384 páginas; aunque con anterioridad había leído libros extensos en inglés en su mayor parte éstos fueron obras de ensayo (como el programa de entrenemiento Starting Strength de Mark Rippetoe), no obras de ficción escritas por un académico biólogo marino obsesionado por la verosimilitud. La he devorado en dos semanas y la verdad es que ha sido todo un plcaer. Que yo sepa no ha sido traducida al castellano, de modo que el interesado deberá vérselas con un vocabulario culto de un autor con talento para la poesía y las metáforas. Dicho lo cual:

Blindsight (Peter Watts, 2006)

Si te defiendes en inglés, te gusta la ciencia ficción y quieres leer algo absorvente, distinto y profundamente alienígena esta obra no puede faltar en tu historial. Escrita en un tono frío y distante en el que no obstante abundan las emociones y (en ocasiones) la melancolía, Blindsight es un tour de force narrativo que te adentrará en uno de los universos más extraños y alienos que hayas podido topar.

La novela se ubica a finales del Siglo XXI, transcurriendo la mayor parte de la misma en la nave terrestre Thesseus, con frecuentes flash backs al pasado de sus tripulantes. El punto de partida de la novela tiene lugar el 13 de febrero el año 2082, en que una lluvia de más de 62.000 meteoros se internan en la atmósfera terrestre en un patrón regular mientras regurgitan emisiones radioleléctricas ininteligibles hacia algún punto fuera de nuestro sistema solar. Los bólidos se desintegran en su descenso y no causan muertes directas (sí daños), pero el suceso deja patente que hemos sido “escaneados”. Años más tarde un cometa en el cinturón de Kuiper parece emitir señales similares, por lo que las autoridades terrestres envían en rápida sucesión tres naves para interceptarlo: las dos primeras no están tripuladas y portan sensores capaces de soportar las aceleraciones que aplastarían a un contingente humano. La tercera nave es más grande y lenta, en ella viaja pequeño y variopinto grupo de especímienes que representa lo más granado de la civilización humana para entablar contacto. El grupo está compuesto por cinco humanos (de aquella manera), la potente I.A. de abordo y su capitán, un vampiro.

La novela es chocante a muchos niveles. La especie de distopía que propone es bastante llamativa: a finales del Siglo XXI los humanos han colonizado parte del cinturón de planetas interiores del Sistema Solar (de forma similar a The Expanse) y son una civilización que ha acabado con la carestía material: como en Star Trek, los humanos ya no necesitan trabajar para sobrevivir. Los más competentes e irremplazables ocupan labores que los robots o I.A. no pueden desempeñar (éstas han progresado hasta niveles meta humanos pero trabajan en sintonía con los mismos), el resto disfrutan de una vida sin necesidades pero en ocasiones vacua. Buena parte de las enfermedades son tratables y la manipulación genética ha alcanzado niveles insospechados; algunos ciudadanos deciden prolongar su vida en edenes virtuales a la espera de que se logre dar con la forma de transferir la consciencia completa a un entorno virtual (estilo Altered Carbon), pero el tan esperado momento que abra las puertas de la inmortalidad no termina de llegar.

A priori, semeja un mundo idílico, pero la realidad es mucho más compleja: las autoridades disponen de medios para forzar a sus ciudadanos a hacer lo que deseen, incluyendo lavados de cerebro; además existen individuos y grupos terroristas descontentos con el sistema capaces de brutales actos de sabotaje. En uno de los pasajes se narra como uno de ellos desarrolla un virus alterador de genoma que torna las células de los infectados en hueso, generando una agonía irreversible que se prolonga semanas hasta la irremediable muerte. Los humanos además han resucitado biológicamente (al más puro estilo Jurassic Park) a los extintos vampiros: una raza de homínidos depredadores de humanos que se extinguieron hace unos 2.400 años, a fin de emplear sus habilidades (a nivel intelectual están cerca de los mentat de Dune, y poseen multitud de ventajas fisiológicas como su capacidad para hibernar por décadas, que ha servido de base para desarrollar tecnologías humanas que la imitan). Es un mundo donde cruzar el Sistema Solar conlleva un lustro.

La tripulación destinada a contactar con los responsables de las “luciérnagas” (como denominaron coloquialmente a los meteoros) están a la vanguardia de sus respectivos campos: el protagonista es un especialista en síntesis, un topólogo de formas y manierismos capaz de leer los pensamientos en base al lenguaje corporal (y al que le fue amputado medio cerebro, lo que le ha supuesto problemas de empatía). Junto a él viaja una lingüista en cuyo cerebro conviven cuatro personalidades, dos biólogos cuyos cuerpos cibernéticos poseen más silicio y fibra de carbono que carne humana, una militar con preferencias hacia el pacifismo y el empleo de tácticas inusuales, una potente inteligencia artificial que controla la mayoría de sistemas de la nave con una eficiencia inhumana. El líder de la expedición es un vampiro, con un intelecto y determinación superiores al resto, con su sed y sus defectos (debilidad ante cruces) corregidas mediante sustitutos artificiales (tipo True Blood).

Con este panorama uno pudiera pensar que se dan los mimbres perfectos para manufacturar una sátira: ¿vampiros, cyborgs, semi-autistas lobotomizados, militares pacifistas al encuentro de extraterrestres? ¡Vaya comedia! Pero no es así: la novela es grimdark, con un tono aséptico y tenebroso que transpira amenaza a lo largo de toda su andadura. Lo narrado en la misma, una vez los personajes despiertan de su letargo más allá del cinturón de Kuiper, desafía la más nihilista de las obras de Lovecraft y hace pleno honor al término horror cósmico conque se le ha tildado.

No puedo decir que el libro genere miedo, pavor o espanto, y en ese sentido (como temía) no vive a la altura de su reputación. P ero sí hace honor a su fama de inesperado, al retratar uno de los contactos más extraños y crípticos entre “civiliazciones” jamás descritos en el ámbito de la sci-fi. Si eres de los que empezaba a aburrirse de la repetición de patrones en el diseño de entidades extraterrestres, si los aliens de aburren de tan gastados y los hombrecillos verdes de Spielberg te hacen potar, y el roster de weirdos de Star Trek o Star Wars hacen que bosteces éste es tu libro: uno que te demuestra que ni siquiera tienes que topar con vida hostil para temer lo que haya ahí afuera.

Sin entrar en spoilers añadiré además que, al igual que Annihilation. Blindsight en sun libro profundamente psicológico: el eje de la novela es la consciencia, y su unión o no a la inteligencia. El libro profundiza en ello como no se ha visto en otra obra de ficción del género.

Otro de los aspectos interesantes es cómo Watts hilvana las subtramas, hasta el epílogo final. Blindsight posee una secuela, llamada Echopraxia (que procederé a leer y comprar), pero no apareció hasta el 2014. Ello significa que Blindsight NO fue concebido como una saga, y es autoconcluyente (aunque no todos los cabos queden atados).

Al final de la obra, Watts dedica diez páginas a explicar de dónde ha extraído los conceptos científicos para la novela y otras veinte a plasmar las referencias bibliográficas. Finalmente, la versión de Kindle que compré añade diez páginas de preludio de Echopraxia, libro que no existió hasta 8 años pasado su lanzamiento. Me gusta remarcar esto porque no estamos ante la típica trilogía diseñada para incorporar paja y venderte varias veces la misma mierda. Watts hizo Blindsight y la terminó, punto. Más de un lustro después decidió empezar a realizar un spin off paralelo, publicado en 2014.

Rematando: obra maestra absoluta, retoma un concepto clásico y lo transforma en algo nuevo y diferente, usando un entorno sci-fi hardcore que redefine el término alienígena. 4/4.
Buran
Auxiliar de monja
 
Mensajes: 8692
Registrado: 09 Sep 2006, 21:49
Ubicación: buran01 (Xfire) S7eamsucks (Steam)

Re: Review: Blindsight (Peter Watts, 2006)

Notapor c » 26 Jul 2018, 21:07

Me apunto tus recomendaciones. Y he de decir que me has vendido este libro, pero uff, ni nivel de inglés no da para mucho y creo un libro con tanto detalle me iba a joder la cabeza :mrgreen:

A ver si lo voy mejorando.
c
Agotao de la espalda
 
Mensajes: 3656
Registrado: 09 Sep 2006, 20:06

Re: Review: Blindsight (Peter Watts, 2006)

Notapor Buran » 17 Ene 2019, 10:16

Acabo de terminar de leer Echopraxia, la "secuela" de Blindsight, una novela muy similar en términos de tamaño, densidad y conceptos manejados, amén de compartir el mismo mundo, similar espacio cronológico y algún que otro pèrsonaje, y de la que haré una review en breve.

Pero a priori he de manifestar una cierta decepción con Echopraxia: a pesar de mi interés por la misma he tardado bastante más en terminarla, y el motivo fundamental es que no responde a las preguntas y cabos sueltos planteados al final de Blindsight: sí, transcurre inmediatamente después, sí, se citan algunos de los personajes de la misma y uno de los protagonistas es el padre de Siri Keaton... Pero no se centra ni en los scramblers ni el devenir the la Theseuss o la Roscharch, o el destino último de Keaton; es más bien una novela sobre transhumanismo, vampiros y el caótico mundo de finales del siglo XXI. Lo dicho, colgaré una review pronto...
Buran
Auxiliar de monja
 
Mensajes: 8692
Registrado: 09 Sep 2006, 21:49
Ubicación: buran01 (Xfire) S7eamsucks (Steam)


Volver a RELATIO

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro